viernes, 19 de diciembre de 2008

J.M.

Hago una pausa entre ir por Maq y revisar diseños, para sacar la hoja sobre la cual escribí comentarios que viajaron entre el humo del cigarro en el Bar La Negra, donde nos reunimos este jueves para coincidir con J.M. Servín y las revistas underground del de efe y este lado del país.

Antes nos fletamos varios minutos de estridencia en manos de un grupo de morras que acariciaron bajos, guitarras y la batería con tal enjundia que me llevaron a pensar: Ya no estoy para estos trotes. En la pausa sentí alivio y así pude charlar con J.M., la abreviatura misteriosa que en lo cotidiano sería simplemente, Juan Manuel.

El Servín pues, callado y con una cheve ingerida con cautela, hojeo a Shandy antes de ser acompañado por su editor, el Franco Félix, un tanto feliz, un tanto desconcertado por ser anfitrión sin saber que lo sería hasta pocas horas antes. Pero no fue el único incauto, porque el Vichu estuvo ahi para hablar (y vaya que hablo), sobre Altanoche y su relativo éxito, pero mejor aún, sobre las revistas que fueron y se han quedado en la memoria de un porcentaje de risa en nuestra ciudad, pero tan bien adentro que fue cálido saberlas de nuevo aunque sea en el recuerdo.

Horrorosos de horror, Lavidaloca, Oasis, La Rendija, Letras sobre papel, Portal motivo escribo, Gradas y Hasta mucho gusto, fueron mencionadas por el editor nocturno, a quien Manuel Llanes rebatió su ironía sobre lo light de Gradas, al señalar que en su momento fue editada por escritores con una línea religiosa evidente, que se ocuparon de realizar una publicación digna y bien cuidada con autores de mucho nivel.

Las diferencias fueron más, pero ello enriqueció la charla en torno a J.M. y su pensamiento; Franco intervino poco, más por el ánimo de su salud que por el deseo de participar. Lo cierto es que al inicio de su presentación hizo énfasis en su enojo con la Escuela de Letras de la Unison por estar ajena a las propuestas editoriales de sus alumnos y egresados, ocupados mejor en la academia y su línea institucional. También Llanes cuestionó el cuestionar esta postura de la Escuela, considerando que no es otro su deber.

Hay más que decir, pero, Maq me espera. Vale agregar que lejos de ahi, alguien veía las estrellas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

lindo texto. mafafita bonita.

pispiration dijo...

Guau. Saludos igual. feliz año.

Ave dijo...

Hola Ale, que gusto leerte y saberte en estos andares blogerianos ;) un abrazo pa ti y tu family bella.